Operaciones No Reales o No Fehacientes - Medios de Prueba

Para citas o consultas comuníquese con nosotros a través de nuestro correo electrónico: Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla , o llamando al teléfono 6711848 o al Cel. 998513531 / RPM #998513531, Dr. Arce.

 

¿Cómo probar la Fehaciencia o No Fehaciencia de las operaciones?

Para determinar si una operación es no real o no fehaciente la administración tributaria debe valorar los documentos del contribuyente y realizar cruces de información que le permitan corroborar su hipótesis de falsedad o irrealidad de la operación.

En variada jurisprudencia el tribunal Fiscal ha determinado que para desvirtuar la realidad de las operaciones de los contribuyentes, debe valorarse todos los medios de prueba en forma conjunta.

En este sentido, la administración tributaria debe cruzar información para corroborar sus presunciones. El cruce de información, implica la revisión de los documentos que obren en poder de los otros contribuyentes con los que el administrado haya tenido operaciones comerciales, es decir que no basta con que exista formalmente un procedimiento de fiscalización al proveedor para que exista cruce de información. Podría darse el caso que se inicie un procedimiento de fiscalización, formalmente hablando, es decir que se haya notificado la carta de presentación con la que Sunat comunica el inicio de este procedimiento, pero no haberse revisado ningún documento relacionado con el contribuyente porque el fiscalizado no presentó la documentación requerida. En este supuesto no podemos afirmar que haya habido cruce de información, aún cuando como resultado de la fiscalización de esta segunda empresa (la proveedora), se obtenga que ha cometido infracciones, que no han cumplido con sus obligaciones tributarias y como consecuencia de ello sus operaciones son no fehacientes. Estas faltas del proveedor no pueden imputarse al contribuyente, y menos considerarse que ha habido cruce de información, puede haber habido recopilación de información, pero ninguna relevante para esclarecer las operaciones del contribuyente. La información que debe cruzarse debe ser pertinente de acuerdo a lo que se pretende demostrar. El hecho que se compruebe que un proveedor se encuentre NO habido no puede ser considerado como prueba, dentro del cruce de información, para determinar la realidad o falsedad de la operación realizada con dicho proveedor o de la factura que la sustente, lo único que prueba es que al momento de la verificación no se encontró su domicilio, ni siquiera puede afirmarse que el domicilio consignado en la factura sea falso, habrá sólo un indicio de falsedad si el domicilio no existe.

Lamentablemente, la administración tributaria en algunas ocasiones declara como no reales o no fehacientes las operaciones de un contribuyente, basándose en las faltas u omisiones de un tercero que puede ser un proveedor o cliente, reparando el costo o gasto y el crédito fiscal correspondiente. Son frecuentes los reparos hechos a operaciones sustentadas con un comprobante de pago emitido por una empresa proveedora porque no cumplió con presentar la documentación requerida por Sunat, o por encontrarse en la condición de No habida.

Los contribuyentes, para demostrar que los comprobantes corresponden a operaciones Reales, que efectivamente se realizaron, deben contar con otros medios de prueba como el cargo de recepción de los bienes, la guía de remisión, ingreso al almacén, contrato de servicios, cartas , mails, informes del servicio contratado, etc. Por su parte la Sunat debe realizar una labor de investigación, indagando con los proveedores o clientes del contribuyente a fin de determinar si se trata de una operación no real. No basta con que el contribuyente incumpla con presentar los medios de prueba que den mayor sustento a la realidad de sus operaciones para ser considerado como no real, esta situación debe ser confrontada con otros medios de obtenidos por Sunat. Este criterio recogido por el tribunal fiscal se sustenta en el principio de impulso de oficio y de verdad material que regulan los procedimientos administrativos.

Tribunal Fiscal en la Resolución No. 09076-1-2009 ha señalado que para efectuar reparos al crédito fiscal del IGV por no fehaciencia de los comprobantes de pago emitidos por los proveedores o por inexistencia de los proveedores, no es suficiente que en el cruce de información a dichos proveedores la SUNAT les haya efectuado observaciones por inconsistencias en su contabilidad o por falta de capacidad económica para realizar sus actividades. El Tribunal Fiscal agrega que el incumplimiento de las obligaciones tributarias del proveedor no resulta imputable al usuario y/o adquirente, por lo que para formular reparos a este último la SUNAT deberá evaluar las observaciones efectuadas al proveedor en conjunto con otros indicios. Además, en el caso bajo análisis, el contribuyente cumplió con entregar la documentación solicitada por la SUNAT para demostrar la fehaciencia de las operaciones acotadas, por lo que el Tribunal Fiscal resuelve dejar sin efecto el reparo al crédito fiscal.

Lima, 03 de Setiembre de 2011

 

Luis Alberto Arce Furuya, Abogado y Economista. Asesor Tributario.

Estudio Arce y Asociados S.A.C.

Para citas o consultas comuníquese con nosotros a través de nuestro correo electrónico: Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla , o llamando al teléfono 6711848 o al Cel. 998513531 / RPM #998513531, Dr. Arce.

 

Copyright 2012, todos los derechos reservados.  Diseño Web TTIPERU